July 3, 2017
Andrea Sánchez-Montañés
Comparte este post

“En FabKids hacemos creatividad y tecnología al mismo tiempo”

En una sociedad en constante evolución y con las tecnologías como elemento omnipresente, la educación debe adaptarse. Por eso, FabKids es un programa innovador que pretende enseñar a los niños de una manera diferente a las aulas. Quiere dotar a los jóvenes de conocimientos a partir de la realización de proyectos; toda una motivación para ellos. Así, aprenden motivados y se acercan a las profesiones STEAM (science, technology, engineer, arts and maths), muy importante para su desarrollo.

 Sin embargo, hay muchas cuestiones acerca del programa FabKids. Matthieu Laverne, director de FabLab Sant Cugat,  explica algunas de las dudas que surgen en torno al programa de FabKids en una entrevista que concedió en Canal Extremadura.

‍Niños y niñas en el taller de FabKids en el verano de 2017

1.  ¿Qué es FabKids?

FabKids es un programa desarrollado para enseñar a niños de cualquier edad. De momento, estamos trabajando con una franja de 8 a 17 años, a los que les enseñamos qué es la Fabricación Digital. A través de eso, los niños trabajan temas que también dan en el colegio, pero al focalizarlos en crear y diseñar casi no se dan cuenta porque tienen el interés en la experiencia. En FabKids el enfoque está centrado en el proyecto no en la adquisición de un conocimiento. De esta manera mantenemos niveles de motivación y dedicación muy altos y el conocimiento lo adquieren igualmente porque lo necesitan.  En FabLab Sant Cugat trabajamos con máquinas, como la impresora 3D o la cortadora láser, e incorporamos la electrónica y la programación que nos permiten conseguir los proyectos. Los niños son quienes los escogen, por lo tanto, tienen la motivación de cumplir con su objetivo. No estamos haciendo matemáticas o físicas como se hacen en las escuelas, pero las utilizamos. Es un programa dedicado a hacer tecnología y creatividad al mismo tiempo.

  

2. El mundo está cambiando a gran velocidad y nos cuesta adaptarnos tanto a la sociedad como desde las instituciones. Talleres como FabKids cubren esa necesidad de cambio y de aprendizaje en los niños. A los 8 años, los niños son muy curiosos y esto hay que aprovecharlo, ¿no?

Sí, absolutamente. Yo soy padre, así que ha sido una motivación para desarrollar el programa FabKids. En el sistema educativo, que no puede cambiar tan rápido como lo hace un emprendedor, hay algunas carencias. Por eso, hay que arremangarse y ponerse manos a la obra para trabajar en lo que falta. Está claro que nuestros hijos van a encontrar un trabajo dentro de 10 años que aún no existe. El 60% de los trabajos que hay hoy en día, no existirán en un futuro cercano. Los niños siguen aprendiendo en las escuelas lo mismo que aprendimos nosotros existen muchas oportunidades. Hay cosas que son importantes, pero hay que ir mucho más allá en el desarrollo de competencias que serán indispensables dentro de 10 o 15 años.

Proyectos desarrollados durante FabKids.

3. Vosotros os centráis en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Sí, pero también en la creatividad y artes. Creemos en la educación stem, pero nosotros también añadimos la “a” de artes, “steam”. Lo hacemos a través de un aprendizaje un poco diferente, el aprendizaje basado en proyectos. En inglés, “project  based learning”. Así, los niños tienen mucha más motivación. Los niños no vienen para aprender fórmulas de matemáticas, sino que, por ejemplo, quieren fabricar drones a pesar de no saber nada de informática o de programación. Sin embargo, lo quieren hacer. Para hacerlo, empiezan por el final, es decir, por el objetivo. Para hacerlo se necesita saber cómo funciona. La parte de ciencia y de tecnología viene de soporte y son los niños quienes la piden.

 

4. Quieren llegar desde el final para el principio para así hacer todo el recorrido. Vosotros funcionáis como talleres complementarios a las aulas…

Correcto. No pretendemos sustituir a las aulas, sino ofrecer otra manera de adquirir conocimiento. Estamos ubicados en Catalunya, en Sant Cugat del Vallès, donde hemos hablado con el Ayuntamiento para llegar a las escuelas, pero de momento, lo hacemos de manera extracurricular con actividades una vez a la semana o con casales que ofrecemos durante vacaciones escolares. Son talleres que duran una semana. También estamos trabajando en el MakerChallenge para el próximo septiembre.

‍Los niños durante un taller de serigrafia personalizando su camiseta de FabKids.

5. ¿Cuándo empezasteis con este proyecto?

Hace tres años que empezamos.

6. ¿Qué notas en los niños y en los padres con este proyecto? ¿Qué te dicen?

Yo estuve muy feliz de lograrlo. Mi primer objetivo era que se dieran cuenta de que no es difícil. Los niños ven, después del primer día, que consiguen los retos que se marcan y que pueden hacerlo. Esto es aún más interesante para los padres. Dejan a los niños una semana entera: el primer día traen un niño que no ha programado nunca, que no sabe nada de electrónica o de diseño en 3D y el viernes presentan un proyecto como un coche robótico pilotado con el Iphone. Además, no trabajan desde cero, sino que lo hacemos fácil: primero, copiamos cosas, un poco al contrario de lo que te dicen en el colegio. Aquí sí se puede. Si existe algo, no hace falta volver a inventarlo. Tú objetivo es llegar a eso y que tú le añadas el toque que lo haga único. Lo importante es que basen su conocimiento en aprender porque porque lo necesitan y lo quieren.  Y los padres quedan impresionados con la presentación de los proyectos. Y yo también.

Niños y niñas en el taller de Arduino.

FABLAB Sant Cugat es un centro de fabricación digital y de intercambio abierto al público de 8 a ∞ años. En el FabLab cualquier persona puede aprender a fabricar un objeto físico (conectado o no) mediante un software de diseño y el uso de máquinas de impressión 3D, corte láser, cnc, laboratorio de electrónica. En el centro de Sant Cugat ofrecemos cursos y talleres de tecnologia para debutantes y para expertos.